Arroz con conejo y gambas

ARROZ CON CONEJO Y GAMBAS

Tiempo: 40 min
Dificultad: Fácil
Raciones: 4

INGREDIENTES
1/2 conejo troceado, 5 vainas gordas de habas frescas, 1 cebolleta pequeña, 1 pimiento verde pequeño, 2 tomates, 150 g de gambas peladas, 300 g de arroz redondo, 750 ml de caldo de ave, aceite de oliva, 2 dientes de ajo, unas hebras de azafrán, 1 cucharada de perejil fresco picado, 3 ramitas de tomillo limonero y sal. 

ELABORACIÓN

  1. Picar las hortalizas, desvainar las habas y rallar los tomates.
  2. Salpimentar el conejo troceado y dorarlo en una cazuela con un par de cucharadas de aceite de oliva. Añadir las verduras, excepto el tomate, y pochar el conjunto.
  3. Cuando las verduras estén pochadas, agregar el tomate rallado, dejar reducir el agua y agregar el arroz. Sofreír durante unos minutos y añadir el caldo caliente.
  4. Pelar los ajos y machacarlos en un mortero con un pellizco de sal, el azafrán, el tomillo y el perejil. Cuando empiece a hervir el arroz, agregar un poco de caldo al mortero, remover y volcar el majado en la cazuela. Bajar el fuego al mínimo, rectificar de sal y cocer durante 15 minutos.
  5. Cuando el arroz esté listo, introducir las gambas peladas, dejar reposar el conjunto 5 minutos y servir.

TRUCOS Y CONSEJOS

Mientras se preparan el conejo y el resto de ingredientes en la cazuela, poner el caldo a calentar. Si se compra el conejo entero, se puede usar la cabeza junto a unas verduras para preparar el caldo. Esta receta es una excelente opción para toda la familia. Se puede acompañar de una ensalada verde variada o tomate natural troceado con pepino aliñado con vinagreta. 

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR RACIÓN

El arroz aporta hidratos de carbono. Por su parte, la carne de conejo y las gambas contienen proteínas. Además la carne de conejo tiene un alto contenido en fósforo y en vitaminas del grupo B (B3, B6 y B12).

APORTE NUTRICIONAL POR RACIÓN

Energía: 680 kcal      Proteínas: 34 g      Hidratos de carbono: 75 g     Grasa:30 g

Descarga la receta en pdf

< VOLVER A RECETAS

Volver al blog