Comida “caída” del cielo

Drone

  • Varios proyectos piloto sobre comida a domicilio con drones pretenden revolucionar la forma de reparto en el siglo XXI

It’s raining food! En este último año son varios los proyectos piloto puestos en marcha para conseguir una entrega de comida a domicilio a través de vehículos no tripulados, o drones.

Universitarios del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia en Estados Unidos, ya pueden disfrutar de burritos entregadas por drones. Son los beneficiarios de un proyecto piloto que pretende expandirse a través de una importante cadena de alimentación americana a otras zonas del país.

La comida es transportada a través de drones que la dejan deslizar hasta el nivel del suelo a través de un cable que llega hasta el receptor. No obstante, este no es el primer proyecto para el reparto de burritos en Estados Unidos. En 2012 hubo una experiencia piloto que tuvo que ser parada por motivos legales, el “burrito bomber”, que soltaba la comida en unas cápsulas atadas a pequeños paracaídas.

Pero como no sólo de burritos vive el hombre, hay muchos más proyectos pilotos de envío de comida a domicilio a través de drones. En Nueva Zelanda, se está testando un proyecto de entrega de pizzas similar a los anteriores con la intención de ponerlo a pleno rendimiento a principios de 2017.

Sin embargo, no todos los proyectos de envío a domicilio utilizan drones aéreos. Una importante cadena de reparto de comida a domicilio va a probar en la ciudad de Londres un dron terrestre para distribuir sus pedidos. El aparato, cerrado herméticamente, sólo podrá ser abierto por el destinatario de dicho pedido a través de un código secreto. El dron cuenta con un sistema para ir por las calles esquivando obstáculos y peatones, sin que supongo un peligro para los mismos.

¿Os imagináis un conejo al ajillo caído desde el cielo con tan sólo una llamada? Ya no parece algo de ciencia ficción.

 

Volver al blog