Consejos para una buena hidratación en verano

hidratación

Con el calor y las altas temperaturas propias del verano, y en especial durante este mes de julio, es de vital importancia mantener una buena hidratación, sobre todo, entre los más pequeños y los más mayores de la familia. En esta época debemos tomar precauciones especiales e hidratarnos correctamente, pero, ¿qué cantidad de líquido es aconsejable beber? ¿En qué situaciones debemos beber más de lo normal? ¿Qué alimentos nos permiten una mayor hidratación? A todas estas preguntas y más contestaremos en este post.

Normalmente es la sensación de sed la que nos lleva a beber agua u otro tipo de líquidos. Sin embargo, los expertos coinciden en que no es aconsejable esperar a tener sed para beber, especialmente en épocas de calor. A continuación, os dejamos unos pequeños consejos que pueden ayudaros a mantener una correcta hidratación:

  1. Consume entre 2 y 2,5 litros de líquidos repartidos a lo largo del día. En esta cifra no sólo se incluyen bebidas como agua, zumo, refrescos, infusiones… sino también alimentos como frutas y verduras, que contienen un gran aporte de líquidos. Desde INTERCUN te recomendamos esta deliciosa ensalada de conejo en escabeche.
  2. En caso de que vayas a practicar ejercicio, aumenta la dosis de líquidos. Además, es conveniente que te hidrates antes, durante y después de hacer ejercicio.
  3. Evita salir a la calle en las horas de máximo calor.
  4. Es importante que no pases mucho tiempo sin beber. Si estás al aire libre, procura llevar contigo una botella de agua fresca o alguna otra bebida.
  5. Limita la ingesta de bebidas alcohólicas, ya que provocan el efecto contrario: deshidratación.
  6. Pon especial atención a la hidratación de los niños y los mayores, ya que son los grupos poblacionales con mayor riesgo de deshidratación.

Siguiendo estos consejos básicos y muy fáciles de poner en práctica, podemos pasar un verano sin sustos por problemas de deshidratación. Y a disfrutar del verano, la playa o la montaña, las piscinas y, sobre todo, de la familia y de los amigos.

Volver al blog