Sabores de temporada

comprar-de-temporada

En una ocasión le preguntaron a Arzak por el secreto de su trabajo. “Tener un producto fresco, siempre de temporada”, dijo el astro de la gastronomía. Sin ir más lejos, el fenómeno culinario de la Nueva Cocina Vasca, de la que Subijana y el mismo Juan Mari son sus padres, enfatiza la temporalidad de los productos como piedra angular.

Otro buen motivo es el precio, más ajustado en aquellos productos que son los protagonistas de cada estación. Para que la compra se convierta en un momento de felicidad, os presentamos algunos alimentos y platos sabrosos y asequibles que se puedan preparar este otoño.

Vegetales:

Acelga

Sabemos que la campaña “5 al día” nos recuerda el papel saludable de 2 raciones al día de verduras (una en forma cruda) y 3 de frutas. Recetas como ‘Pencas de acelga roja con jamón’ o ‘Acelga salteada con calabaza, ajo y jenjibre’ pueden hacer las delicias de todos en casa.

Calabaza

La crema de calabaza es un clásico del otoño, pero no es la única preparación posible. Se pueden incluir en platos de legumbres, como las lentejas, o en otras cremas y purés vegetales. Un aspecto culinario beneficioso de la calabaza es que, debido a su perfil nutricional, puede sustituir en muchas recetas a la patata, tanto como espesante de cremas como en otros platos. Contribuirá a reducir calorías, ya que tiene menor contenido en almidón que dicho tubérculo. También incluirá en nuestra dieta un alto contenido en vitamina A, característicamente presente en todos los vegetales de color rojo, amarillo y anaranjado.

Setas

Aunque haya todo el año, es en otoño cuando más variedad de setas podemos encontrar. Las setas presentan múltiples vitaminas y minerales, sin sumar muchas calorías. Combinan a la perfección con carnes magras, como la de conejo, aportando una textura carnosa a esta carne. Esta receta de Conejo guisado con setas y espárragos trigueros no dejará indiferente a ningún comensal.

Tampoco olvidemos las inmensas posibilidades que nos otorgan siempre las ensaladas a las que, si queremos complementar nutricionalmente y consumir como plato único, se les puede añadir algún alimento alto en proteínas. Una receta deliciosa que os proponemos es la Ensalada de conejo en escabeche.

Frutas y frutos secos:

Granada

Tanto en platos dulces como salados, en ensaladas o guarniciones, acompañando carnes y pescados, este delicioso fruto rojizo tiene por estas fechas su mejor momento para embaucarnos. En una ensalada de endivias y granada, va el primero y el postre juntos en un espectáculo de sabor.

Castañas

Las castañas cuentan con un perfil nutricional muy interesante. Además de ser ricas en hidratos de carbono complejos, cuentan en su composición con proteínas y fibra. Se pueden comer crudas, cocidas o asadas. Y por supuesto, acompañan estupendamente platos de carne como el conejo, con el que pueden maridar una vez asadas aportando un sabor y textura muy sabrosos.

En definitiva, el otoño nos brinda la oportunidad de enriquecer los platos con alimentos frescos y en su punto exacto de maduración. Además de los beneficios de salud que pueden aportar, la compra de temporada nos permite lograr una mayor variedad en nuestra dieta. Y no sólo eso, desde el punto de vista sensorial también contribuye a no repetir sabores todo el año, convirtiendo nuestra alimentación en un acto de placer y salud.

Volver al blog